Vis Croacia

Vis, la isla más auténtica de Croacia

La isla de Vis es el secreto mejor guardado de Croacia. Se trata de la isla menos turística del país, teniendo en cuenta que fue abierta al turismo en los años ‘90. A diferencia de otras islas de Croacia como Hvar, Vis se destaca por su ambiente bohemio y relajado, sin yates de lujo y fiesta por las noches. Un lugar donde se respira naturaleza y tranquilidad.

Isla de Vis, Croacia

Vis se encuentra en pleno Mar Adriático, a tan sólo 12 millas de la isla de Hvar. Cuenta con una superficie de apenas 90 km2, por lo que se puede recorrer fácilmente en 2 días. Como dato de color, les cuento que aquí se filmó la película Mamma Mía recreando la isla de ficción Kalokairi en la que transcurre la historia.

Nos sorprendió gratamente que en la isla se vive como en un pueblo pequeño. La gente local vive con las puertas abiertas y es asombroso ver cientos de bicicletas sin candados estacionadas en las calles. Si quieren vivir una experiencia 100% auténtica, no duden en visitar esta isla croata.

Historia de Vis

La isla de Vis fue conquistada por los romanos en el Siglo III a.c. A partir de allí, la isla estuvo bajo el dominio de diferentes imperios, como los bizantinos, los lombardos, el Imperio Carolingio, el Imperio Otomano, la República de Venecia y la República de Raguzza.

Por su ubicación geográfica privilegiada, fue dominada por Italia tras la Primera Guerra Mundial y desde 1925 quedó bajo el poder de la antigua Yugoslavia. Durante la Segunda Guerra mundial, fue utilizada como base militar de Yugoslavia y fue el escondite perfecto para el famoso Mariscal Tito, que se refugiaba en las hoy conocidas como Cuevas de Tito.

A partir de 1989 con la disolución de Yugoslavia, Vis pasó a formar parte de Croacia y se abrió nuevamente al turismo, ya que hasta entonces no se permitía el ingreso de extranjeros.

Tal vez sea por esta razón que la isla está habitada casi en su totalidad por croatas (94%). Actualmente, Vis tiene aproximadamente 3400 habitantes, distribuidos entre sus dos poblaciones: Vis y Komiza. 

Como llegar a Vis, Croacia

A pesar de su cercanía con la isla de Hvar, actualmente hay una sola conexión por ferry entre Hvar y Vis. En la época que viajamos nosotros, la empresa Jadrolinija hacía el trayecto Hvar-Vis sólo los días Martes a las 17.15 hs.

Por lo tanto, la mejor opción es tomar el ferry de Jadrolinija desde la ciudad de Split hacia Vis, ya que desde la ciudad de Split hay mayor disponibilidad de días y horarios para viajar a Vis.

Qué ver en Vis

Stiniva Beach

La playa de Stiniva fue votada como la mejor playa de Europa en 2016. Por este motivo, creo que vale la pena pasar al menos un rato en esta preciosa playa. La particularidad de la playa de Stiniva es que está escondida detrás de dos rocas enormes. Se trata de una playa de piedras, pero con sus aguas cristalinas y sin olas la convierten en un lugar ideal para hacer snorkel o simplemente, relajarse un rato. Para acceder a Stiniva, hay que hacerlo en lancha, en tour o caminando desde la ruta.

Si van en auto, tienen una bajada bastante exigente hasta la playa por un camino rocoso y por momentos bastante empinado. Así que no se olviden de ir en zapatillas. Fundamental! La bajada es mucho más exigente y lenta que la subida, pero les juro que vale la pena el esfuerzo. Son solo unos minutos y prestar atención a donde pisar. Hay un solo bar en la playa y venden sólo snacks y bebidas, así que es importante ir preparados si van a pasar el día allí.

Otras playas en Vis, Croacia

Para recorrer algunas de las playas más alejadas del centro, es necesario rentar moto o auto. La bicicleta en Vis se las recomiendo solo para conocer la parte céntrica del pueblo, ya que luego la isla es montañosa y se complican las rutas para los ciclistas. 

Si buscan playas de arena, tendrán que dirigirse hacia el este de la isla donde encontrarán las playas Milna y Zaglav.

Sin embargo, desde el centro de Vis se puede llegar caminando a algunas lindas playas de piedra y agua cristalina para pasar el día:

Prirovo Beach, es bastante amplia y se encuentra al lado de la Iglesia Crkva sv. Jeronima, a sólo  minutos caminando desde el puerto. Hay un solo bar en la playa. Tiene una vista abierta privilegiada, a diferencia de algunas calas de Vis que son más pequeñas y rodeadas de acantilados.

Grandovac Beach, se puede acceder caminando unos 30 minutos desde el puerto de Vis. Otra playa de piedra y agua cristalina donde pasar un lindo rato en la isla. No hay ningún bar en la playa ni en las cercanías, por lo que es importante ir preparado.

Isla Bisevo y Blue Cave

Mucha gente se acerca a Vis para visitar la famosa Blue Cave y la isla de Bisevo, dos visitas paradisíacas que se pueden hacer desde Vis. Se puede llegar solo en embarcaciones, sea contratando un tour o rentando tu propio bote. La Gruta Azul es famosa por el intenso color turquesa del agua. Se produce un efecto luminoso al interior de la cueva, por la forma en que ingresan los rayos de sol, generando destellos en el agua. Muy cerca de allí también se encuentra la Green Cave. Aunque es menos conocida que la Azul, si vas en tour probablemente visites ambas.

Las Cuevas de Tito

Para los amantes de los escenarios militares, hay varias agencias en el centro de Vis que ofrecen el tour militar por la isla. Entre ellos, una de las principales atracciones son las famosas cuevas donde se escondía durante la Segunda Guerra Mundial el Jefe de Estado de la antigua Yugoslavia, más conocido por su título militar Mariscal Tito. Además, la isla es hogar de muchos otros edificios militares, bunkers y escondites. Pueden visitarlas en tour o ir por su propia cuenta.

La Ruta del Vino

Para los amantes del vino, en la isla de Vis se ofrecen muchos tours para visitar diferentes bodegas o locaciones donde degustar los mejores vinos, además de un recorrido por la historia vitivinícola de la isla. Se dice que los griegos llevaron la vid vía marítima y la plantaron en las islas de Hvar, Korcula y Vis durante el siglo VI a.C. Los vinos tradicionales de la tierra de Vis son el Vugava – blanco con sabor a miel afrutado – y el Plavac Mali – un tinto rico y sabroso.

Caminar por el pueblo de Vis

Caminar por las calles de piedra del pueblo de Vis es una atracción en sí misma. Resulta muy curioso ir caminando por la isla y encontrarse con edificios abandonados o a medio terminar. Entre ellos, algunas torres que pertenecían a la nobleza de Hvar y podrán identificarlas con una placa descriptiva en el frente de estos edificios. Además, se encontrarán con las pintorescas iglesias que hay distribuidas a lo largo de la isla. No se pueden perder la Iglesia Crkva sv. Jeronima y su cementerio, así como el Fort George, un castillo histórico devenido en restaurante.

Deja un comentario