Český Krumlov, la verdadera joya de República Checa

Muchos coincidirán conmigo en que Praga es una de las ciudades que más enamoran de Europa. Sin embargo, la verdadera joya de República Checa es Český Krumlov, una pequeña ciudad a 3 horas de la famosa capital.
Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (1992) y es una de sus principales atracciones. Por su​ conservada arquitectura medieval y la tranquilidad de sus calles en un entorno rodeado de naturaleza, pareciera que el tiempo se detiene en este lugar.

Cómo llegar a Český Krumlov

En primer lugar, la forma más rápida de llegar desde Praga es en bus. Las compañías que hacen este trayecto son Students agency/RegioJet y Flix Bus. Podés comprar los tickets por Internet o directamente en las boleterías de la estación de autobús.

Otra forma de llegar es en tren con la compañía Czech Railways. Tiene trenes diarios cada dos horas desde la estación de Hlavní Nádraží en Praga. El trayecto en su totalidad dura tres horas y medias, ya que debes hacer transbordo en České Budějovice.

Qué hacer en Český Krumlov

Free tours: no encontramos tours en español, pero si se dan un poco de maña con el inglés, pueden hacerlo. La empresa se llama Wiseman y los ubican en la plaza central frente a la oficina de turismo. Los pueden reconocer por su paraguas rojo y los guías llevan remeras del mismo color. El tour dura dos horas aproximadamente. Recorren los lugares más emblemáticos de la ciudad, sumado a algunas anécdotas de fantasmas y mitos locales. Lo mejor es que termina en el castillo donde tenes una vista panorámica de la ciudad, ideal por sacar fotos. También podes dar una vuelta por los jardines del castillo al finalizar el tour o entrar al castillo por tu cuenta.

Centro histórico: recorrer una de las principales atracciones turísticas que, incluyendo el castillo, integra el listado del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

– Perderte por ahí caminando: mi recomendación principal es que camines sin mapa, te pierdas por sus callecitas pintorescas y te dejes sorprender por cada rincón de este bello lugar. Nosotros fuimos subiendo a pie y llegamos a lugares casi desolados con unos paisajes soñados. Las vistas desde la altura de toda la ciudad no tienen desperdicio.

Dónde comer en Cesky Krumlov

Para comer, vimos algunas tabernas medievales con excelente ambientación. Sin embargo, algunas trabajan sólo con reserva, como Krcma v Satlavske Ulici. Si tenés la posibilidad, te recomiendo reservar con anticipación (nosotros nos quedamos con las ganas).

Una buena taberna donde tuvimos la suerte de almorzar en la terraza y sin reserva previa es Krčma U dwau Maryí. Además de este lugar, hay varios restaurantes para comer a orillas del río. Si está lindo el día, es una buena alternativa.

Por otro lado, otra excelente opción es Hostinec DEPO una fábrica de cerveza, donde destaco dos cosas que me gustaron (además de la cerveza): el patio trasero con un jardín espectacular y la atención del mozo que fue muy amable, nos recomendó con qué comida combinar cada tipo de cerveza y hasta se ofreció a acompañarnos unas cuadras para que lleguemos sin perdernos a la estación de bus.

 

 

Un comentario en “Český Krumlov, la verdadera joya de República Checa

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s