Europa ¿en tren o en avión?

Una de las principales decisiones que tendrás que tomar cuando planifiques tu viaje por Europa, es qué medio de transporte utilizaras para movilizarte de una ciudad a otra. Recorrer Europa en tren o en avión, es un dilema frecuente que se plantean todos los viajeros.

Para analizar esto, previamente deberías estimar qué ciudades pensas visitar para evaluar tus opciones y seleccionar la forma de transportarte que más te convenga. De todos modos, te mostraré opciones con las que podrás moverte más libremente si aún no tienes 100% definido tu itinerario.

Si bien también podes moverte en auto o bus, me centraré en las diferencias entre viajar en tren o en avión, que son los medios más utilizados por los turistas. El objetivo es mostrarte los pros y contras de cada uno para ayudarte a la hora de elegir. Pero antes, voy a intentar explicarte cómo moverte en tren por Europa, una experiencia nueva y diferente, al menos para quiénes vivimos en Latinoamérica.

Viajar por Europa en tren

Europa está muy bien conectada por tren. Por este medio podés llegar no sólo a las grandes ciudades, sino también a aquellos pueblos o ciudades más chicas que no tienen aeropuerto.

En primer lugar, existen pases de tren globales y regionales. La compañía se llama Eurail (para no residentes de Europa) e Interail (para residentes). El servicio es el mismo en ambos casos. Lo único que cambia es en qué empresa debes comprar el pase, de acuerdo a tu lugar de residencia.

Estos pases son por día, es decir que sirven para viajar libremente durante X cantidad de días en lugar de medirse por cantidad de trenes que tomas. Por ejemplo: podés tener un pase de 7 días de viaje y en un mismo día tomar 4 trenes diferentes. De esta manera, sólo contarán como 1 día de viaje. Esto quiere decir que te quedan aún 6 días más para viajar utilizando tu pase. Para mayor información, podés chequear las preguntas frecuentes de Eurail.

Pases de tren

Pases regionales: podes comprar pases para viajar dentro de un mismo país o para viajar por determinados países. Suelen conseguirse para las rutas más populares, ejemplo: España, Francia, Italia. Es muy conveniente si ya tenés planificados todos los países que recorrerás y si existe un pase que contemple todos ellos.

Pases globales: otra alternativa es comprar el pase global que te permite viajar por toda Europa en tren, excepto en Inglaterra, Albania y Montenegro. Como novedad, ahora el pase incluye el tren Eurostar entre Bruselas, París y Londres.

Siempre los pases son por una cantidad determinada de días a usar en un plazo específico, como un mes o dos meses. Frecuentemente salen promociones para comprar el pase con descuento o donde te regalan un día más de viaje por el mismo precio. Otro dato importante es que tenés un año para activar y usar el pase desde el día que lo compras.

Tren vs. Avión

Ubicación

  • Las estaciones de tren suelen ubicarse en el centro de las ciudades.
  • Los aeropuertos están alejados del centro de la ciudad. Eso implica posiblemente un costo adicional de traslado hacia tu alojamiento, una vez que llegues a la ciudad.

Costos

  • Las aerolíneas low cost suelen tener tarifas muy accesibles.
  • El pase de tren no es muy barato, pero tenés la libertad de tomar trenes que no precisan reserva. Depende el trayecto, algunas ruta populares requieren reserva obligatoria. Tene en cuenta que las reservas se pagan aparte del pase. Quiere decir que reservar implica un costo adicional.

Equipaje

  • Las aerolíneas low cost suelen cobrarte extra por despachar equipaje. Los costos varían de acuerdo al peso.
  • En el tren viajas con el equipaje que desees, no te cobran. Y tú mochila o valija viaja en el vagón con vos, no se despacha. Tenés compartimentos grandes para guardarlas en el mismo vagón o encima de tu asiento. Incluso, si el tren no está muy lleno, podés dejarlas en algún asiento vacío (la gente lo hace y pareciera estar permitido).

Tiempo/Horarios

  • Los trenes son muy puntuales, salen siempre en horario. Recomiendan estar 15 minutos antes de la partida para subir al tren. De todos modos, hasta 5 minutos antes de partir podés abordar el tren sin problemas. Cómo no despachas equipaje, una vez que bajas del tren, ya sos libre de salir de la estación y adentrarte en la ciudad.
  • Viajar en avión implica sus tiempos: si estás lejos, tiempo de traslado hacia el aeropuerto. Siempre debes llegar unas horas antes para hacer el check in, despachar equipaje (si tenes) y embarcar. Luego, aguardar tu equipaje en el aeropuerto de destino. En fin, toda la burocracia que implica tomar un vuelo.

Paisajes

Por último, la posibilidad de viajar contemplando diferentes paisajes, creo que es uno de los mayores atractivos que tiene la experiencia de moverse por Europa en tren.

Tomando mate en el tren

Tren de alta velocidad Barcelona-Paris

Gare De Lyon - Paris

2 comentarios en “Europa ¿en tren o en avión?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s